El Equipo

Para la práctica (Keiko), se lleva un keikogi (chaqueta y pantalón) sin ninguna ropa interior (no obstante las mujeres llevarán un "maillot"). Tras haber apretado el cinturón de ejercicio (keigo-obi) se pone el hakama de entrenamiento (keikoba-kama).
Este conjunto es la adaptación a la práctica de la ropa, en otros tiempos, llevada habitualmente por los samuráis y que presenta las ventajas siguientes: Comodidad, no entorpece los movimientos, solidez, buena absorción de la transpiración.

Lo más notable es que, si el conjunto se lleva correctamente, la actitud se ve mejorada, fortaleciendo en consecuencia lo mental.
Si nos integramos en los boy-scouts, llevaremos su uniforme; si nos unimos al ejercito, antes de nada nos pondremos el uniforme, lo que provoca de forma natural un sentimiento de pertenencia. En Aikido sucede lo mismo; el hecho de vestir el conjunto tradicional de los samuráis permite al aikidoka dirigirse hacia la práctica, cuerpo y espíritu unificados, desde el mismo comienzo del ejercicio.

Keikogi

 

La vestimenta puede ser indiferentemente la de Judo, la del Karate, o la del Kendo a condición de que sean blancas y tejidas de algodón. Sin embargo los conjuntos tejidos en "grano de arroz" gruesos son preferibles ya que son más resistentes y absorben mejor la transpiración.

Las mujeres pueden agregar un lazo para evitar que la chaqueta se abra sobre el pecho.

 

El revés izquierdo cubre el revés derecho. Sólo los muertos son vestidos al revés, la solapa derecha cubriendo la izquierda.

En el pantalón las protecciones de las rodillas se sitúan delante, así como las trabillas del pantalón, que sirven para mantener los lazos del cordón de la cintura que se anuda delante.

 

Las mujeres pueden agregar un lazo para evitar que la chaqueta se abra sobre el pecho.

Keiko-obi

 

Se puede utilizar un cinturón de Judo pero es preferible cuando se lleva hakama, utilizar un cinturón del mismo tipo que los utilizados por los practicantes de Iai.

Una longitud media de 3.50 m permite dar tres vueltas a la cadera y anudarlo a la cintura. El ancho varía de 6 a 8 cm.
Sólo se llevan el blanco o el índigo, y el negro para los yudansha. El cinto será de algodón.

La manera clásica de anudar el cinto (en la parte central de la espalda) presenta peligros para la columna vertebral durante la práctica. Por eso, nos contentaremos con anudarla con un simple nudo que se podrá hacer fácilmente si se ha tomado la precaución de dejar libre una porción larga como un antebrazo antes de enrollarla alrededor de las caderas. Ya no queda más que envolver el obi con los extremos libres.

El Obi puede ser enrollado o doblado sobre si mismo.

Keikobakama

Este hakama era utilizado por los caballeros (jinetes), es como una "falda-pantalón" clásicamente confeccionada en algodón índigo o negro. Hoy en día se encuentran tejidos sintéticos más fáciles de cuidar y que conservan mejor los pliegues. El hakama debe llegar al maléolo externo del tobillo, más largo se hace molesto.

 

Evidentemente, hay que meter un pie en cada pernera del hakama...Se lleva teóricamente sobre el cinturón a una distancia de 3 cm, pero las necesidades prácticas entrañan algunas modificaciones.
Se comienza por colocar la parte delantera por encima del cinturón. Cruzar los dos lazos de delante sobre la espalda volverlos a traer bajo el cinturón y cruzarlos allí. Los lazos de la parte delantera se anudan normalmente en la espalda, pero está formalmente proscrito en el marco de la práctica del Aikido ya que existe peligro para la columna vertebral a causa de los ukemi. Hay pues que anudarlos sobre el costado o si su longitud lo permite anudarlas delante.

Se recomienda pasar los lazos de la parte trasera bajo los delanteros, que están por encima, a nivel de las caderas para terminar atándolos delante por medio de un nudo llano que coja todos las tiras anteriores. Los extremos libres se pasan bajo los lazos del hakama en los costados. También es posible después de haber hecho ese nudo, plegar sobre si misma una de las extremidades libres en porciones de unos 10 cm de longitud, colocarlas horizontalmente sobre el nudo que acabamos de hacer y envolverlas con el extremo del otro lazo como si fuésemos a hacer una cruz.

La Hakama: Quién, Cuando y Por qué usarla

 


ENLACES | RECURSOS| CONTACTO | MAPA DEL SITIO | NOTICIAS